Algunos textos nacieron por el 2006, eran voces que me atravesaban. Ahora las renuevo subiéndolas al blog, como si fueran fotos viejas de rostros que ya no tengo pero que me gusta recordar y compartir .

Otros textos son imagenes que me visitan, que se superponen, que quedan sueltas, amontonadas, a los gritos y en silencio; van y vienen, me abrazan o me escupen, y yo ahí, dejándome afectar, escribiéndolas.

La Maqui

lunes, 14 de agosto de 2017

Soy un monstruito verde
en el que podés proyectarte
decime freezer
decime horno
decime wikipedia
decime wikipedia
decime ortopedia
decime fiesta
decime baile
decime, broken!
decime chifle
decíme personaje
decíme diferente
decíme intensa
decíme lo que quieras
soy un monstruito verde 
en el que podés proyectarte





cemento

me sube cemento por los pies

lo extraño es que primero me quedo sin voz

se me endurecieron las palabras

Primero el cemento se mete entre las uñas y la piel de mis pies
después de mis manos

no puedo agarrar

miro todo

no / puedo / agarrar

el techo está bajando lentamente
este pequeño mundo donde vivo /se achica
intento levantarme de la silla
pero mi cuerpo de cemento pesa

sólo me quedan los ojos




no puedo agarrar.

martes, 18 de julio de 2017

prefiero perder estética, pero ganar velocidad.

yo te creo
necesito de mucho adorno para hacerlo
una lavada de cara
y buena voluntad
por eso te creo
porque es más fácil
porque estás en tu derecho
y es mi deber inventarte
para mantenerme enamorada

ahora que somos la pareja perfecta
tenés que saber algo importante:
cuando estoy desenfrenada
prefiero perder estética
pero ganar velocidad.

(se que voy a terminar agotada
pero al final puedo arrojar mi cuerpo cansado 
a alguna silla en una sala de espera)

sábado, 15 de julio de 2017

la humedad del piso

no pensaba decirte que espero tus disculpas
sólo me daban ganas de escupirte
tuve un fuerte impulso de empujarte
de tirarte por el balcón
quería arrojarte algún elemento pesado
me brotaban cataratas de insultos
se me ocurrían frases hirientes sin vuelta atrás

se me estrujaba tanto el corazón
que pensé en usarlo de trapo
porque llueve mucho
y la humedad del piso complica todo.


haciéndome la distraída

me hice la distraída para poner la mesa
me hice la distraída para lavar los platos
me hice la distraída para tender la cama
me hago la distraída para escribir poesía
disimulo que estoy contenta para poder levantarme
y después de varias horas de distracción
(como quien no quiere la cosa)
me acuesto haciéndome la distraída.

                                        inspirada en el libro Harakiri 
de Claudio Bertoni.

lunes, 5 de junio de 2017

miedos menores

si estoy en la selva temo una picadura mortal
en la ciudad temo lo que soy capaz de hacer
arriba de una escalera temo no querer bajar
si voy al mar temo no querer entrar al agua
si salgo a caminar temo que cuando vuelva
no estés en casa